25 años de la SEPTG: la formación

por Remedios Gutiérrez Rodríguez

Cuando la SEPTG decidió participar en este Congreso para exponer sus 25 años de historia, me interesó especialmente reflexionar sobre el tipo de formación que proporciona la Sociedad y cómo ha ido evolucionando, matizándose, dudando, pero siempre manteniendo, hasta la actualidad, un espíritu preferentemente horizontal, con vocación de encuentro de distintas corrientes, en vez de la formación tradicional, vertical y jerarquizada.

La dialéctica entre estos dos tipos de formación, vertical y horizontal, ortodoxa y heterodoxa, me parece fascinante y pienso que cada una tiene su espacio, su momento y su función preferente en la historia de los individuos y de los grupos.

Sin embargo, en estos momentos me parece que está alterado el equilibrio y que predominan de modo llamativo las estructuras jerárquicas y el orden vertical. Por ello resulta difícil mantener como “rara avis” aquellos lugares de encuentro donde los papeles de maestro y discípulo son intercambiables y funcionales, no estructurales, sin menoscabo de cada cual ocupe el lugar de su saber y su experiencia, pero en tanto que esto no se transforme en poder.

Gracias al trabajo realizado por nuestra actual presidenta Hanne Campos, recopilando datos de la historia de la SEPTG, tanto en lo instituyente (comunicación horizontal) como en lo instituido (comunicación vertical), según su propia clasificación, he podido tener acceso a una serie de datos que me han permitido reflexionar sobre cómo ha ido evolucionando la formación en nuestra Sociedad.

Desde la fundación de la SEPTG en Zaragoza, en 1972, es curioso que no se empieza a hablar explícitamente de formación hasta la aparición del Boletín en 1977, a la vez que se crea la Vocalía de Prensa. De este modo comienzan a perfilarse las vías por las que va a fluir el intercambio formativo: Boletín y Symposium.

Sin embargo, en la ponencia de 1978 del Symposium de Valladolid sobre “Requisitos de la formación de los psicoterapeutas de grupo”, todavía se habla de los requisitos básicos y tradicionales.

Poco a poco, a medida que la Sociedad evoluciona, surge una necesidad de reflexionar sobre ella misma, quizás porque sus miembros toman conciencia de que la SEPTG ya no es una hija manejada por sus fundadores, sino que tiene vida propia y empieza a desarrollar su propia personalidad, naturalmente que con altibajos y dudas.

Así, en 1981, en el IX Symposium de Cuenca, aparece una ponencia titulada “SEPTG: Análisis Institucional”, y en esa misma fecha, en el Boletín 1º de la 2ª época, se anima a la comunicación intergrupal, a romper esquemas y prejuicios, a dar voz y voto a los interesados e cuestiones grupales, con independencia de su línea de pensamiento y de su titulación profesional.

He podido observar que, casi siempre que hay un incremento del intercambio formativo horizontal, es decir, cuando se inclina la balanza en el sentido de romper esquemas, surge un contrapeso del lado de la ortodoxia, aunque la resultante, a la larga, casi siempre ha sido una “heterodoxia bien entendida”.

Quizás por eso, en el XI Symposium de 1983, en Las Palmas, se propone una reforma de Estatutos de la Sociedad, en la que, entre otras cosas, se decide una mayor seriedad y control respecto a la admisión de miembros.

Un momento muy interesante en el tema que nos ocupa es 1984, en Alicante, cuando se presenta la primera devolución de un trabajo institucional becado: “Historia comentada de la SEPTG. Aproximación a un análisis institucional: 11 años de la SEPTG”, y un taller sociodramático sobre dicha reconstrucción histórica.

En él se presentan tres momentos simbólicos de la Sociedad:

  1.     Lucha entre líderes de diferentes corrientes, que son subgrupos dentro del grupo.
  2.     Desaparición de los “popes” y la Sociedad se aglutina entre iguales.
  3.     Lo oficial está en otro lado.

Con este preámbulo llegamos al XIV Symposium de 1986, en Bilbao, con la ponencia “Criterios de Formación en Psicoterapia de Grupos”. El año anterior, al elegir el tema, se había subrayado que el funcionamiento de la SEPTG sería como un lugar de encuentro de distintas corrientes, más que como lugar de producción teórica o de institucionalización de la formación, pues este último aspecto ya estaba cubierto por diferentes asociaciones.

Por tanto, ya en 1986, había tomado cuerpo la personalidad formativa de la SEPTG.

En los dos Symposia siguientes, de Valencia y de Pamplona, una ponencia muy sugerente -“Encuentro y Alienación”- nos pone sobre la pista de la dinámica interna de la Sociedad, por dónde transcurren sus intereses y sus temores: se insiste en el intercambio “cara a cara” y en la necesidad de una Comisión de Formación.

En 1989, en Babia (Almería), vuelve a emerger con fuerza el espíritu dialéctico de la SEPTG. El tema de la ponencia es “El lado oculto del quehacer grupal: ortodoxia y heterodoxia”.

Se incluye en el Boletín el epílogo -en castellano- del libro de Joan Palet: “La mente en pos del horizonte. El reto grupal y otras aventuras”, cuyo argumento central es que el poder y la lucha por el poder es la principal enfermedad de los humanos.

Quizás este libro traduce la latencia de la Sociedad: mantener un intercambio formativo sin que se introduzcan situaciones estables de poder, no olvidando el tipo de problemas que pueden surgir de este talante.

Entre 1992 y 1995, la SEPTG se enfrenta a un dilema: integrarse o no en la FEAP, creada para dar criterios funcionales para el ejercicio de la Psicoterapia y para la formación de psicoterapeutas.

Nuestro presidente envía una carta en enero del 92 planteando el tema a los socios. El tema se debate, se piensa y repiensa hasta el Symposium de 1995 en Aiguablava (Girona), donde la Asamblea general decide no continuar en la FEAP por el momento, y proseguir la tarea de clarificar la formación característica de la SEPTG.

Es significativo que en este período, ante el dilema de integrarse o no en la FEAP, es decir de pasar de la “heterodoxia bien entendida a la ortodoxia, con remodelación de la Sociedad” (en palabras de Enrique Alonso), se lleven a cabo una serie de cosas que van a ir decantando la decisión final de continuar con el espíritu peculiar de la SEPTG: en 1992 se eleva a dos el número de boletines anuales, es decir, que se incrementa el espacio de intercambio; se hacen reflexiones en el Boletín de cómo ha sido posible la continuidad de la Sociedad, y se responde que, quizás, porque la SEPTG ha permanecido como una plataforma para el intercambio entre distintos modos de concebir lo grupal, con diferentes abordajes técnicos. Además, surge una propuesta de encuentros periódicos para buscar una metodología de trabajo inter-técnicas.

Estos encuentro se llevan a cabo y surge una Comisión de Formación que trabaja en esa dirección.

Todo ello florece en el XXII Symposium de Aiguablava, cuyo tema “El Grupo como espacio formativo para la salud” permitió que los asistentes, repartidos en 4 grupos, pasaran por cuatro experiencias sucesivas de diferentes abordajes teoórico-prácticos. De esta forma vuelve a surgir, con fuerza, el intercambio horizontal propio de la SEPTG.

Ya en la historia más reciente, el Symposium de 1996, en El Escorial, se intenta abrir a otras disciplinas como la Sociología, la Antropología y la Lingüística. El titulo de la ponencia es “Grupalidad y Grupalidades. Matriz y Cauces de lo Grupal”.

En diciembre último, en el editorial del Boletín, la Vocal de Prensa (Mercé Martínez) se plantea el conflicto entre un Congreso de Presentaciones o un Symposium con actividades grupales.

La búsqueda continúa, pero, hoy por hoy, prevalece la actitud de conservar la personalidad propia en el terreno formativo, pese a las dudas y contradicciones inherentes a cualquier dinámica grupal.

Quizás la libertad formativa de tipo horizontal sólo es posible sobre un terreno trabajado previamente por la formación reglada. Pero llega un momento en que necesitamos poder dirigir la mirada para captar aquello que queremos; necesitamos sentirnos dueños para modificar nuestras perspectivas en el encuentro con los otros.

Como decía Machado:

En mi soledad
he visto cosas muy claras
que no son verdad.

Noticias / Eventos

3 Abril 2018

Sevilla 3 - 6 MAYO 2018

45 Symposium SEPTG

28 Febrero 2017

Santander 30/3 - 2/4 2017

44 Symposium SEPTG

21 Marzo 2016

San Sebastian 21-24 Abril 2016

43 Symposium SEPTG

© 2018 SOCIEDAD ESPAÑOLA DE PSICOTERAPIA Y TÉCNICAS DE GRUPOS | Diseño Microsys